Marketing

¿Qué es el retargeting?

El retargeting, confundido a menudo con el remarketing, se ha convertido en una herramienta indispensable en el arsenal de cualquier estrategia de marketing digital.

Su funcionamiento se basa en la capacidad de impactar nuevamente a usuarios que han interactuado previamente con nuestra marca, pero ¿por qué es tan relevante?

Importancia del retargeting en la conversión de usuarios

La realidad es que el 98% de los usuarios no convierte en la primera visita a un sitio web. Este dato es revelador y pone de manifiesto la necesidad de implementar estrategias que nos permitan recuperar a esos usuarios que han mostrado interés pero no han realizado la acción deseada, ya sea una compra, una suscripción o cualquier otra conversión relevante para nuestro negocio.

Funcionamiento del retargeting: ¿cómo impacta a los usuarios?

El retargeting funciona mediante el seguimiento de los usuarios que han interactuado con nuestro sitio web, ya sea visitándolo, abriendo correos electrónicos o realizando acciones específicas dentro del mismo.

Una vez identificados, podemos impactarlos nuevamente a través de diferentes canales, como publicidad de display, anuncios en redes sociales o incluso email marketing.

También te puede interesar  10 Consejos para aumentar el valor medio del carrito de compra

Ventajas y desventajas del retargeting

Ventajas

Las ventajas que ofrece el retargeting son significativas y pueden marcar la diferencia en el éxito de una campaña de marketing:

  • Alto retorno de la inversión (ROI): Las campañas de retargeting suelen ofrecer un ROI muy alto, ya que se dirigen a una audiencia que ya ha mostrado interés en nuestra marca o productos, lo que aumenta la probabilidad de conversión.
  • Branding específico y personalizado: Al dirigirnos a usuarios que ya nos conocen, podemos personalizar los mensajes y reforzar el conocimiento de marca de manera más efectiva.
  • Gran capacidad de segmentación: El retargeting nos permite segmentar a los usuarios en función de su comportamiento, lo que nos permite adaptar los mensajes y las ofertas a grupos específicos de usuarios.
  • Refuerzo en todas las etapas del embudo de conversión: Impactar repetidamente a los usuarios a lo largo de su trayectoria nos permite reforzar el mensaje y aumentar las posibilidades de conversión en cada etapa del embudo.

Inconvenientes del retargeting

A pesar de todas las ventajas que ofrece el retargeting, es importante tener en cuenta también algunos posibles inconvenientes que pueden surgir al implementar esta estrategia:

  • Posible sensación de intrusión: Los usuarios pueden percibir los anuncios de retargeting como intrusivos o molestos, especialmente si se muestran con demasiada frecuencia o si no son relevantes para sus intereses.
  • Fatiga de la audiencia: Exponer repetidamente a los usuarios a los mismos anuncios puede generar fatiga y hacer que pierdan interés en nuestra marca o productos.
  • Limitaciones de privacidad: El retargeting se basa en el seguimiento del comportamiento de los usuarios en línea, lo que plantea preocupaciones sobre la privacidad de los datos y puede generar desconfianza entre algunos usuarios.
  • Posible saturación del mercado: En algunos casos, el uso generalizado del retargeting por parte de múltiples empresas puede saturar el mercado y hacer que los usuarios ignoren por completo este tipo de anuncios.
  • Costos adicionales: Si bien el retargeting puede ofrecer un alto ROI, también conlleva costos adicionales asociados a la creación y gestión de campañas, así como al pago por impresiones o clics.
También te puede interesar  ¿Qué es B2C: Business to Consumer?

Consejos para maximizar el éxito del retargeting

Para obtener los mejores resultados con nuestras campañas de retargeting, es importante seguir algunas buenas prácticas:

  1. Segmentación precisa: Utiliza listas de retargeting para segmentar a los usuarios en función de su comportamiento y dirige mensajes específicos a cada grupo.
  2. Optimización de landing pages: Crea landing pages específicas para cada objetivo de retargeting y asegúrate de que sean claras y persuasivas.
  3. Control de frecuencia y duración: Limita la frecuencia y la duración de tus campañas para evitar saturar a los usuarios y generar rechazo.
  4. Variedad en creatividades: Renueva constantemente tus anuncios y mensajes para evitar la monotonía y mantener el interés de los usuarios.
  5. Adaptación a diferentes fases del embudo: Diseña campañas específicas para cada etapa del viaje del usuario y adapta el mensaje a sus necesidades y preocupaciones en cada momento.
  6. Pruebas A/B: Realiza pruebas A/B para optimizar tus campañas y descubrir qué mensajes y creatividades funcionan mejor con tu audiencia.
  7. Medición de resultados: Utiliza herramientas de análisis como Google Attribution para medir el impacto de tus campañas y ajustar tu estrategia en función de los resultados obtenidos.

Conclusión

En definitiva, el retargeting es una estrategia poderosa que nos permite recuperar a usuarios que han mostrado interés en nuestra marca pero no han completado la acción deseada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *